La importancia de las certificaciones en la formación TI

publicado en: Corporate | 0

Cursos gratuitos, contenidos pirata, instructores sin formar… Con la oferta en formación TI creciendo de forma exponencial (incluyendo la modalidad de cursos online), las certificaciones oficiales han pasado a un segundo y parece que a nadie le preocupa. Pues debería y hoy os cuento por qué, desmontando los mitos que rodean y defienden la formación gris

1. «Puedo tener el conocimiento sin estar certificado»

Sí, pero no la capacidad para desarrollarlo. Si un médico tiene muchos conocimientos en medicina, pero no tiene título ni está certificado para ejercer, ¿acudimos a él? En el mundo IT los profesionales pueden encontrar innumerables ofertas de cursos grises, pero a la hora de presentarse antes las empresas, y para cumplir con el marco legal, necesitarás una certificación que te habilite como tal.

2. «Me cuesta la mitad y me formo en lo mismo»

Sí, es más barato. Pero no te formas en lo mismo. Para empezar, en la mayoría de las formaciones grises que se ofertan en el mercado, los materiales y contenidos del curso NO son oficiales y, si lo son, están desactualizados por lo que a la hora de poner en práctica todo lo aprendido y buscar un puesto de trabajo, las posibilidades de quedar en evidencia son altísimas. ¿Crees que compensa jugarse un futuro/posible puesto de trabajo?

3. «Pues el instructor que lo imparte dice…»

Nada te asegura una buena formación si no es oficial. En un curso oficial, los instructores pasan exámenes para recertificar sus habilidades, están en constante formación y reciclaje y tienen una experiencia demostrable en empresas. El instructor o instructora de un curso gris seguro que tiene habilidades y conocimientos sobre el tema, pero, ¿os estará aportando todo lo necesario y requerido para un futuro puesto de trabajo? No.

4. «Me ahorro el curso y pago solo la certificación»

Muchos profesionales se plantean el siguiente escenario: «hago la formación gris (que me cuesta la mitad) y busco un centro oficial, pago el examen y listo«. Sobre el papel es un plan perfecto. En la práctica suele acabar bastante peor. Cuando un profesional opta por formarse en gris para posteriormente realizar el examen oficial, suspende. Sí, en los exámenes prácticos de las formaciones TI hay pruebas, técnicas y tests con laboratorios que NO te enseñan en los cursos grises. En Global Knowledge en ocasiones nos llegan clientes descontentos por haber suspendido un examen con otra empresa donde se les ha ofertado una formación gris y cuyo importe, definitivamente, han perdido.

Es más, cuando un profesional certificado necesita ayuda a la hora de desempeñar su trabajo en una empresa, cuenta tanto con el apoyo tanto de la empresa con la que se ha formado como el fabricante pudiendo acudir a ellos para solucionar posibles incidencias o problemas que surjan.

Por estas y otras razones, desde Global Knowledge te aconsejamos que pienses dos veces si te compensa la formación gris, si te aportará todo lo que necesitas y si el precio que pagas es barato (que, por regla general, suele salir caro). Puedes informarte aquí de nuestros cursos oficiales para completar tu calendario formativo.

Las certificaciones tienen valor

Según el informe «Salary and skills review 2017 de Global Knowledge», al monetizar ese valor añadido que se obtiene con las certificaciones, el 28% afirmó que supera con creces los 20.000 dólares anualmente. Y casi la mitad, afirmó que cómo mínimo se estima el valor anual en estas certificaciones en 10.000 dólares.

Los responsables de equipo que con tiempo y antelación preparan un exhaustivo plan de formación tienen más probabilidades de ver reflejado ese incremento en su productividad y sobre todo, a replicar un plan de formación que haya sido aprobado el año anterior. De hecho, casi el 60% de los decision makers han afirmado que autorizarían a sus equipos a formarse y certificarse en este año 2018 (ya en el 2016 este porcentaje eran del 70%).

Dejar una opinión