Cómo entender la Gestión de proyectos (I)

¿Qué es la Gestión de Proyectos?

Si la Gestión de Proyectos la entendemos como la labor de conjuntar el trabajo de un grupo de personas para conseguir llevar a cabo un objetivo común, podemos decir que es una actividad que ha existido desde la antigüedad, ya sea en el Egipto de los faraones, con la construcción de las pirámides o en la antigua China con la construcción de la Gran Muralla.

Las formas de gestionar los proyectos han ido variando con el tiempo, en función de los avances tecnológicos y la aparición de distintas metodologías. En cualquier caso, el objetivo final de la Gestión de Proyectos ha permanecido inalterado: entregar proyectos con éxito de la manera más eficaz y eficiente.

Evolución de la Gestión de Proyectos

Tal como la conocemos hoy en día, se puede decir que la Gestión de Proyectos como disciplina ha estado presente desde mediados del siglo XX. Sus inicios estuvieron muy vinculados al ámbito industrial y de defensa. Estos entornos iniciales condicionaron en cierta medida la forma en que se aplicó la Gestión de Proyectos.

En un primer momento, el enfoque que se utilizó, por ser el que mejor se adaptaba, fue el Método en Cascada (“Waterfall”), un método eminentemente secuencial en el que cada fase del proyecto tenía que estar finalizada antes de pasar a la siguiente. Este método sigue siendo útil hoy en día, sobre todo, en entornos de proyectos de ingeniería y construcción, aunque se aplica extensamente en todos los ámbitos de la Gestión de Proyectos.

El nivel actual de competitividad entre las empresas de cualquier sector ha provocado que la política de las organizaciones se ajuste a situaciones que cambian rápidamente y obligan a una modificación sobre la marcha de los requerimientos de los proyectos. Este ha sido el principal factor desencadenante para la aparición de nuevos enfoques para la Gestión de Proyectos, primero con el auge de la utilización de técnicas iterativas cada vez más elaboradas (como es el caso del Extreme Programming o XP), y posteriormente con la conjunción de esfuerzos que ha dado lugar a la Gestión de Proyectos Ágiles (Agile Project Management).

Scrum y DevOps

En línea con esta tendencia de Gestión de Proyectos Ágiles, han aparecido una serie de metodologías y marcos de trabajo, entre los que destacan Scrum y DevOps, que se están afianzando en la práctica totalidad de los sectores del mercado.

Scrum es una de la metodologías más extendida y demandada. Agile Scrum es una forma diferente de trabajar: no hay reuniones largas o interminables, no hay documentación irrelevante y se hace un uso mucho más limitado de papel. Los equipos ágiles se organizan de tal manera que la información se comunica oportunamente a todas las partes interesadas.

Por su parte, DevOps, abreviación en inglés de «desarrollo» (development) y «operaciones» (operations), enfatiza la colaboración y la comunicación tanto de desarrolladores de software como de otros profesionales de TI. Como resultado, la construcción, pruebas y liberación de software, puede conseguirse de forma más rápida y fiable, mejorando así la eficiencia y la calidad del servicio.

Oferta formativa de Global Knowledge

Para ofrecerle una oferta completa y que abarque las metodologías, mejores prácticas, marcos de trabajo y estándares más demandados en Gestión de Proyectos, nuestra propuesta se centra en:

oferta gestion de proyectos

 

Siguiente artículo -> Cómo entender la Gestión de proyectos (II): los enfoques en cascada y ágil.

Dejar una opinión